"Desvariando, para no variar, en un diario inventado.. O no." (Elena Lpez. Dguez.)

sábado, enero 28

Nada es eterno..

.. nada dura para siempre. Tu sonrisa se irá.. algún día. Sus ojos dejarán de mirarme.. algún día. Yo desapareceré.. algún día. Mi corazón dejará de latir, por él, por ti, por mí. Y por eso sigo haciendo que vivo o que sobrevivo, haciendo que las noches sean menos largas y los días más cálidos. Miro a mi alrededor lo que tengo y lo que deseo y pongo en una balanza lo que me compensa y lo que no. Y sé que todo lo que soy, que todo lo vivido y todo lo que me queda por vivir merecerá la pena haciendo un "pequeño" esfuerzo sobrehumano. Que lo importante es que mi ánimo siempre esté arriba.. por él, por ti y por mí.
Pero hoy solo me apetece dormir y soñar y llegar a una realidad paralela donde todo duela mucho menos, donde el dolor se desvanezca al abrir los ojos.. Hoy no me apetece ser fuerte, tengo derecho, no?

miércoles, enero 25

Me dispuse..

.. a vestirme lentamente a pesar del frío que empezaba a sentir. Las prendas iban tapando suavemente mi piel y a cada botón que me abrochaba notaba que te ibas alejando un poco más. Tener la convicción de que el amor empezaba a ser solo "eso" hacía que empezara a tiritar. No me gustaba esa sensación de vacío y de no llevar el mismo paso acompasado. Fui colocando mi ropa notándola arropadora y bloqueadora de fantasmas, de esos  que se asomaban burlonamente a mi interior diciéndome: "Ves? Te lo dijimos, te sentirías mal, sucia y no tan especial como pensabas. Qué te creías? Que serías distinta al resto del mundo?" Me agarré a ti como una tonta y de nuevo a esas tus palabras dulces que en un momento de mi vida dejé de creer. Y ahora no sé si estoy enfadada contigo o conmigo. Si estoy triste o decepcionada, o todo a la vez.
"Solo nos une el amor que nos une y por ese amor sé que serás feliz al saber que he conocido a alguien" seguía martilleándome en la cabeza una y otra vez. Mi sonrisa te dio mi bendición ficticia.. esa sonrisa que se borró justo cuando se cerró la puerta tras de ti..

viernes, enero 13

El café recién hecho..

.. olía desde la puerta del portal. Se me hacía la boca agua a medida que iba subiendo las escaleras y empecé a disfrutar de la idea de tomarme una taza de ese café que debía saber casi mejor de lo que olía. Sabéis que el café siempre, siempre huele mejor de lo que sabe? Pero este se me antojaba al contrario, que debía estar delicioso, en su punto justo de negrura y caliente. Abrasante y amargo, tal como me gusta. (Mi madre siempre me decía: eres demasiado dulce como para necesitar azúcar extra).
Así que por eso desestimé subir por el ascensor, temía que el aroma desaparecería y yo quería seguir disfrutando de mi olfato, jugando con la idea de llegar a casa, prepararme uno y saborearlo con los ojos cerrados. Me quedaba otro piso por subir y cada vez olía más fuerte, más intenso. Intentaba adivinar de dónde provenía acercando mi nariz a todas las puertas por las que iba pasando, pero no conseguí saber quién era ese maravilloso vecino que era capaz de preparar un café así.. Desechada la idea de averiguarlo, llegué a casa, metí la llave en la puerta, abrí y entré..
- "Toma cariño.. te he preparado un café como a ti te gusta: negro, caliente y amargo. Te apetece?"

jueves, enero 12

No me gusta esperar..

.. no me gusta sentarme a ver qué pasa. Si pudiera elegir entre un volcán o una pradera verde, yo me quedo con el volcán. Y aunque a veces necesite mis remansos de paz me gusta empaparme de sensaciones fuertes e impactantes. Debería ser más reflexiva, ponerme a meditar y sacar conclusiones, pero confieso que no sé hacerlo. Me impacientan mis pensamientos, necesito desenlaces rápidos y no divagaciones. Mi corazón siempre se adelanta a cualquier cosa que pueda pensar, soy así.. vehemente e impulsiva.
Tú llegaste a mí como una estrella fugaz, brillante, rápida, hermosa. Por eso te deseé nada más verte. Sabía que impregnarías mi entorno de momentos álgidos y estar a tu lado siempre provoca en mí combustiones espontáneas. Tu llegada hizo que regurgitara emociones dormidas casi catatónicas y tu presencia hace latir mi corazón a dos mil por hora.
Cuando te vi (mi estrella fugaz), pedí mil deseos. Uno de ellos era retenerte, sin darme cuenta de que eras eso.. fugaz. Ahora estoy aprendiendo a disfrutar de tu brillo intenso, aunque solo dure segundos..

viernes, enero 6

La calma..

.. que precede a la tempestad? Es posible. Todo es una calma chicha. Una balsa de aceite. Mientras siga con mis ojos mirando hacia otro lado, todo es tranquilidad absoluta. Mientras mi corazón solamente lata para empujar mi sangre, todo irá bien. Yo me dejo caer en su pecho y me dejo querer, haciéndole sentir que es la persona más importante de mi vida, le hago saber que le amo y mi boca se lo dice. Le demuestro mi deseo constante y mis ganas de compartirlo con él. Y me envuelvo con su voz y sus amables gestos de complacencia. Entra en juego mi raciocinio más absoluto, ese que me dice que la sensibilidad está en todas partes y que debo tomar lo que la vida me ofrece. Pero también mi razón me lleva a ti, formas parte de ella, de mi vida y de mi alma. Vivo en la constante desazón de la sinrazón queriendo disfrutar y disfrutando a momentos.. Es posible que la felicidad conste de pequeños instantes cogidos al vuelo?
Ves? Hablo de felicidad y vuelvo a pensar en ti..