"Desvariando, para no variar, en un diario inventado.. O no." (Elena Lpez. Dguez.)

miércoles, octubre 12

Era impensable..

.. que le dijera que no a la sorprendente invitación a cenar. Pensaba que su vida era un remanso de paz como feliz esposo y padre de familia. Pero como todo en esta vida no siempre las cosas son como parecen. Decidí dejar a un lado el orgullo y disfrutar de una velada marcada más bien por el recuerdo. Por una vez en mucho tiempo me sentía viva y ansiosa por hacer algo sin ti. Y eso no iba a dejarlo a un lado. Mi mente y mi corazón buscaban ese relajo interno que tanto necesitaban y la invitación me vino que ni pintada. Por una vez en mucho tiempo me arreglaría para alguien que no eres tú, simplemente por el placer de hacerlo, por las ganas de sonreír y las ganas de no pensar en nada que no fuera yo misma..
Me pinto los labios alegre y optimista pensando que va a ser una momento único y quizás irrepetible, y a ello voy, sintiéndome imponente pisando fuerte con mis tacones.
Y no le hago caso a mi cerebro que está tratando de advertirme de que esta vez tampoco lo hacía por mí..