"Desvariando, para no variar, en un diario inventado.. O no." (Elena Lpez. Dguez.)

martes, mayo 31

Y tengo..


.. tengo la certeza de saber lo que piensas. Por qué no me atrevo directamente a preguntarte, sin más? Tengo miedo de tu respuesta, de no acertar, de que no fue mutuo, de que vuelvas a huir. Tengo miedo de que vuelvas a tu hermetismo ahora que habíamos conseguido "el acercamiento". Tengo miedo de que "el acercamiento" fuera fruto de un accidente, de tus ganas de vencer momentáneamente a la soledad. Yo no quiero eso.. yo quiero decirte cada noche: Hola Amor, sigues aquí, y yo quiero que me respondas cada mañana: Sigo aquí porque nunca me he ido.

Y ahora..

.. entro despacio sin saber bien cómo comportarme. Después de lo de ayer se me hace raro mirarte y esperar tu mirada. Quizás no debería esperarla.. Qué hago? Te sientes cómo yo? Daría lo que fuera por saberlo, pero hoy no voy a preguntarte nada. Me quedo con el recuerdo de las emociones, las sensaciones, de tus manos, de tu piel y de tu boca. Qué debo hacer? Esperarte? Al fin y al cabo es lo que llevo haciendo desde hace mucho tiempo.. Aquí me tienes, esperándote un poco más. No pienso cansarme de hacerlo.

sábado, mayo 14

Sensaciones..

.. placenteras o no, son sensaciones. Están aquí dentro, en mi cabeza. No sé si son reales, si son nuevas o conocidas. Son sensaciones que viven, crecen y se multiplican. Están aquí, permutando y multiplicándose. No sé si sabré pararlas, no sé si podré hacerlo.. pero lo peor, es que no sé si quiero hacerlo. Debería? Hazme una señal.. y conoceré la respuesta.

sábado, mayo 7

LLueve.

Agarro mi taza de té, la acerco a mi boca y su aroma y su vapor penetran en mis sentidos.
Y miro por la ventana. Las gotas crean formas en el cristal y me gusta jugar a adviniar qué son. El sonido de la lluvia se me antoja delicioso. Creo que abriré la ventana. Sí.. lo haré. Gotas de agua fresca llenan mi cara. Solo me falta cerrar los ojos, saborear mi té, oler y dejarme llevar.. No quiero pero indefectiblemente vuelvo a pensar en ti.

viernes, mayo 6

Pero..

.. te tornas huraño, misterioso y esquivo. Imagino qué estás pensando o sintiendo y me gusta jugar a adivinarlo. No sé si acertaré, pero seguiré intentando adentrarme en ti. Algun día, algún día serás tú el que me los muestre, pero mientras tanto me dejaré .. volar.