"Desvariando, para no variar, en un diario inventado.. O no." (Elena Lpez. Dguez.)

domingo, febrero 5

Miraba..

.. su cara rechonchita mientras dormía plácidamente. Su gorrito y su bufanda le tapaban casi toda la cara pero sus mofletes sonrosados dejaban ver que estaba a gusto. Sabía que soñaba con abrazos de sus mamá, con caras felices y con besos.. No podía ser de otra manera. Era feliz. Y yo la miraba tocándome la tripa sabiendo que Marina (tenía que ser Marina) sería el doble de guapa y el doble de feliz.
Mientras caminaba hacia casa no dejaba de preguntarme si debería contarle la verdad u ocultársela. Si debería mentir (una vez más) y hacerle ver que esto había sucedido de la manera más natural, que nos dejamos llevar y que ahora nuestra vida cambiaría y esto nos uniría aún más. Pero a la vez sabía que si lo hiciera sería tremendamente injusto para todos.. Y contar la verdad, no lo sería?
Seguía caminando a casa parándome en todos los escaparates, intentando que el momento de la "verdad" se dilatara un poco más, aunque yo, en el fondo, ya había tomado una decisión..